Valores del Janucá

Te decimos siete tips para controlar la ira
1 diciembre, 2017
PROXIMOS CURSOS EN YAD RAJAMIM
26 septiembre, 2018

Valores del Janucá

 

 

 

 

 

 

8 de Dic YADR

LUZ :

Toda persona debe saber y entender que dentro de sí mismo arde una vela. Que no hay una vela idéntica a otra. Y que no hay ser humano sin su vela. Toda persona debe saber y entender que está obligado a trabajar para revelar la luz de su vela a muchos, y transformarla en una gran antorcha para así iluminar al mundo entero. (HaRav Abraham Ytzjak Hacohen Kook)

 

HEROÍSMO

¿Quién es fuerte? El que domina sus instintos. (Pirkei Avot 4:1) ¿Quién es el héroe de los héroes? (1) Es aquel que domina a sus instintos… y todo aquel que domina a sus instintos se lo considera como si hubiera conquistado a toda una ciudad. (2) No hay héroes sino los héroes de la Torá. (3) Hay quienes dicen: aquel que hace de su enemigo su amado. (Avot deRabi Natan 23:1)

EDUCACIÓN

Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de él. (Mishlei – Proverbios 22:6) Todo depende de la persona que está al frente de la clase. El maestro no es una fuente automática desde donde el sabor del conocimiento se puede obtener.

El maestro es o bien un testigo o un extraño. Para guiar a un alumno a la tierra prometida, el maestro tiene que haber estado allí por sí mismo. Cuando se pregunta: ¿Estoy a favor de lo que enseño? ¿Creo en lo que digo? El profesor debe ser capaz de responder de manera afirmativa.

Lo que se necesita más que nada no son los libros de texto (textbooks), sino personas que vivan el texto (textpeople). (Abraham Joshua Heschel, I Asked for Wonder) Janucá (), comparte raíz con el verbo hebreo Lejanej (). Janucá, literalmente “inauguración” está conectada con la noción de “educación” (Jinuj). Educar es inaugurar en el otro un nuevo mundo de conocimientos y significados. Durante nuestra vida, todos somos educadores y educandos, maestros y alumnos, padres e hijos. Los invitamos esta noche de Janucá a debatir sobre la educación.

LOS MILAGROS

No nos apoyamos en los milagros (Talmud Babilónico, Shabat 32a) Janucá es la fiesta del “milagro”. El milagro “tradicional”, como es entendido por el Talmud, fue que el aceite que debía durar un día duró ocho.

El milagro, según la comprensión moderna sionista, fue que los “pocos” (los macabeos junto a otro grupo de rebeldes judíos) vencieron a los “muchos” (a guarniciones enteras del imperio Seléucida). La tradición bíblica y rabínica es ambivalente en relación a los milagros, por un lado se relatan algunos milagros pero los mismos no son habituales.

Por otro lado, el término hebreo Nes significa tanto milagro como estandarte. Los invitamos esta noche de Janucá a reflexionar sobre los milagros. ¿Cómo definirías el término “milagro”? ¿Crees en los milagros? ¿Tienen los milagros explicaciones científicas? ¿Recuerdas algún acontecimiento en tu vida que puedas identificarlo como un “milagro”? ¿Cómo comprendes este principio talmúdico? ¿Por qué uno no debería apoyarse (es decir, esperar a la hora de actuar) que ocurra un milagro? ¿Podemos depender de los milagros?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *